El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse de dos formas:

 

1 – Dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial)

2 – Despertarse frecuentemente durante la noche, o despertarse muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal).

La mayoría de las personas insomnes comparten en su inconsciente las siguientes características:

 

1 – Persona desconfiada y exageradamente apegada a situaciones y personas, por lo tanto, inconsciente

2 – La persona siente que ha perdido el control de su vida, debido a una falta de confianza en sí misma.

3 – La persona tiene un carácter difícil (solo ella se entiende); además, cree que nadie la entiende

4 – La persona tiene una incapacidad para vivir tranquila, ya que nada la satisface. Estas personas no comprenden que mientras ellos no cambien, nada cambiará en su vida.

5 – Son personas que les cuesta mucho entrar en contacto con sus emociones más profundas, es decir, “no saben lo que quieren”. Lo anterior debido al miedo.

6 – Son personas que reviven, analizan y recuerdan mucho el pasado. Están constantemente reviviendo heridas emocionales.

Ellos mismos no se permiten el descanso porque no están satisfechos con lo que hicieron durante el día

 

¿Como liberar estas emociones para superar el insomnio?

 

Lo hacemos a través de las continuas sesiones de hipnosis para incorporar a su mente inconsciente los siguientes mensajes:

1 – Le regalo a mi cuerpo el descanso que necesita y merece

2 – Entrego mis días una fuerza superior (personas sin fe)

3 – Dejo de analizar, recordar y vivir el pasado y acepto fluir con la vida.

¡Te invito cordialmente a trabajar el insomnio a través de sesiones de hipnosis para así comenzar a actuar sobre las causas emocionales que lo provocan, de ese modo, hacerlas conscientes y provocar el cambio deseado!