Porque para realizar una regresión la persona necesita estar en un estado de relajación muy profundo y aquello no es posible lograr en una primera sesión.

Antes de realizar la regresión, la persona debe habituarse al estado de hipnosis, de ese modo, se logra una experiencia más enriquecedora y sanadora durante la regresión. Por lo que es recomendable, realizar al menos 2 sesiones previas de hipnosis a la realización de la regresión.

Cabe señalar que la regresión es una herramienta que se utiliza en procesos terapéuticos, es decir, se enmarca en una terapia de hipnosis (varias sesiones) y no en todos los casos es necesario la realización de una regresión, sino que bastaría con sesiones habituales de hipnosis para superar alguna limitante.

 

¡Te invito cordialmente a vivir la experiencia sanadora de una regresión, a través de sesiones de hipnosis para provocar el cambio deseado!